Contacta con nosotros
Atalaya Bio - Nuestro Aloe vera

El uso del aloe vera en fitoterapia se remonta a hace más de 5000 años. De forma empírica, todas las civilizaciones, sin excepciones, lo han utilizado como remedio terapéutico. El aloe aparece en escritos chinos y sumerios del 3.000 a.C.

Los egipcios, durante la época de los faraones veneraban el aloe, al que llamaban “planta de la inmortalidad”. Aparece en grabados y papiros que mencionan sus efectos antiinflamatorios y analgésicos. Los faraones lo denominaban también el “elixir de la vida eterna”. Se dice que Cleopatra lo usaba para su cuidado diario.

En la civilización árabe se conocía el aloe desde tiempos remotos y recibía el nombre de “lirio del desierto”. Los árabes fueron los primeros en comerciar con aloe en Oriente Medio y Asia.

Su valor medicinal era también conocido en diferentes lugares de India (India, China, Malasia…)

En la época greco-romana, ilustres médicos como Aristóteles, Hipócrates y Dioscórides entre otros, ya destacaban sus valiosas propiedades para curar heridas, forúnculos, afecciones oculares, cuidar la piel, prevenir la caída del cabello o aliviar úlceras genitales. Se dice que Aristóteles convenció a Alejandro Magno para invadir la isla de Socotra por sus plantaciones de aloe, que permitirían curar a sus guerreros.

Los indios jíbaros llamaban al aloe, el “médico del cielo” y “fuente de la juventud” y era considerada una de sus plantas sagradas.

A Cristóbal Colón, que procuraba llevar siempre aloe en sus viajes, se le atribuía la siguiente frase “todo está bien: tenemos aloe a bordo”.

El uso del aloe vera fue descubierto nuevamente al final de la II Guerra Mundial tras comprobar que curaba las quemaduras de los heridos de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. En 1968 se consigue estabilizar su gel, lo que permite su uso y expansión por el mundo, pero la medicina moderna y el uso de medicamentos de síntesis consiguieron eclipsarlo durante algunas décadas. Hoy en día es científicamente conocido y reconocido y vuelve a resurgir con la medicina natural: forma parte de los Novel Foods y Functional Foods, como complemento alimenticio saludable. Actualmente sus principales usos son la cosmética y en el ámbito alimentario su zumo se emplea principalmente en dietas depurativas o “detox” (para limpiar el colon y perder peso) así como para aumentar defensas y mejorar la digestión naturalmente.

Esta web usa cookies propias y de terceros para su funcionamiento, si continua navegando por la misma acepta este hecho. Puede encontrar más información aquí.
x